domingo, 29 de enero de 2012

La puerta trasera de Windows 7 (II): Gestión de usuarios

El caso que más se me ha planteado es el de intentar recuperar o cambiar la contraseña del administrador de todo tipo de versiones de Windows, y por todo tipo de circunstancias, aunque las más típicas son:
  • Cuando lo compré venía todo configurado y no me dieron la contraseña del administrador.
  • Le puse una contraseña, pero... pasado el tiempo, cuando me ha vuelto ha hacer falta ya no me acordaba cual era.
  • Para poder hacer mi trabajo me hace falta poder ejecutar el programa X y las restricciones de seguridad de mi usuario no me permiten ejecutarlo y el departamento responsable del tema no me dan permiso para ello.
Yo mismo en más de una ocasión me he desplazado largas distancias para instalar una aplicación y cuando he llegado a la ubicación, los responsables de la seguridad de los sistemas que se encontraban en la central me han dicho que no podían darnos permiso porque el responsable no se encontraba, etc, etc,... y he tenido que "sabotear" el sistema, con la autorización (un poco incrédula) del responsable de la sucursal y bajo la mirada aún más incrédula de los usuarios.

Antes que nada, recordaros que este es el segundo artículo de la serie y que, por tanto, suponemos que ya habéis realizados los pasos del artículo anterior para poder iniciar una ventana de líneas de comando sin iniciar sesión en Windows, ya que aquí vamos a utilizar dicha ventana de líneas de comandos.

Crear un nuevo administrador de Windows (mediante línea de comandos)
Podemos crear un nuevo usuario y darle permisos de administrador ejecutando los mismos comandos que se indicaron en el artículo "Obtener acceso como administrador en cualquier versión de Windows" y que os vuelvo a dejar aquí por si a alguien le hace falta.

C:\Windows\system32>net user /add tecno
     Creamos un nuevo usuario llamado "tecno"
C:\Windows\system32>net localgroup administradores tecno /add
Añadimos al usuario "tecno" al grupo de administradores, teniendo los mismos permisos que cualquier administrador del equipo.
D:\Windows\System32>net user tecno *
Le ponemos una contraseña al nuevo usuario.

Si ahora reiniciamos el equipo, al volver a aparecer la pantalla de inicio de sesión habrá un nuevo usuario disponible con el nombre y contraseña que le hemos indicado.


OJO: El usuario que se vaya a crear no debe existir con anterioridad, ya que en ese caso dará error y el grupo de los administradores puede denominarse de otra forma si el sistema operativo se instaló inicialmente en otro idioma.

Crear un nuevo usuario administrador de Windows mediante la interfaz gráfica
Si no tienes edad como para haber conocido el MS-DOS, no utilizas Linux, etc... o, en general, no te manejas con la línea de comandos, también puedes utilizar la interfaz gráfica para gestionar los usuarios de Windows sin iniciar sesión. Para ello, es suficiente con escribir en la línea de comandos:

C:\Windows\System32>control userpasswords2
     Esta orden abrirá un gestor de usuarios que nos permitirá hacer cualquier cosa con los usuarios ya definidos, o los nuevos que deseemos crear.

En la pantalla que se ha abierto, podemos crear un nuevo usuario administrador pulsando en el botón "Agregar...". En la pantalla que se abre a continuación, solamente es necesario indicar el nombre del usuario. Al pulsar en "Siguiente >" aparece otra pantalla en la que se solicita la contraseña, que también podemos dejar en blanco si lo deseamos.


En la última pantalla nos piden indiquemos un grupo para el usuario que acabamos de crear, dichos grupos implican una serie de permisos o privilegios para el usuario que se acaba de crear y, aunque los sistemas operativos de Microsoft, por regla general, incluyen los grupos Usuarios (o Users) y Administradores (o Administrators) pueden definirse muchos otros. Si deseamos asignar al usuario otro grupo, distinto de estos dos, podemos seleccionar la opción "Otro:", e indicar en el desplegable el grupo al que debe pertenecer el nuevo usuario.


Una vez finalizado el proceso, tendremos un nuevo usuario que puede iniciar sesión en el equipo con permisos de administrador (o cualquier otro permiso que hayamos deseado darle).


Cambiar o eliminar la contraseña de un usuario (aunque sea administrador)
Para cambiar o quitar la contraseña a cualquier usuario, simplemente ejecutaremos el comando indicado en el apartado anterior ("control userpasswords2"), seleccionaremos el usuario sobre el que queremos actuar y pulsamos en "Restablecer contraseña...". Esto hará que, sin pedirnos la contraseña anterior, le podamos asignar una nueva o, incluso, quitársela si la dejamos en blanco.


Arrancar con una sesión por defecto (control userpasswords2)
Cuando arranca Windows, generalmente, se queda esperando que se seleccione o introduzca el usuario y la contraseña (si está establecida) con los que iniciar la sesión, sin embargo, es posible indicarle que inicie automáticamente una sesión por defecto. Para ello, ejecutamos el comando "control userpasswords2" y en la ventana de Cuentas de usuario desmarcados la casilla de verificación con el enunciado "Los usuarios deben escribir su nombre y contraseña para usar el equipo."

Desmarcar esta opción NO hace que arranque sin ninguna sesión, sino que al pulsar en "Aplicar" o "Aceptar" nos pedirá el usuario y la contraseña con los que se iniciará sesión automáticamente.


Habilitar los usuarios Administrador e Invitado configurados por defecto. (control userpasswords2)
Por defecto, al instalar el sistema operativo, suelen dejarse configurados dos usuarios denominados Administrador Invitado, que no pueden utilizarse para iniciar sesión en el equipo, ya que estas cuentas de usuario suelen estar deshabilitadas.

Para habilitarlas es suficiente con ejecutar el comando "control userpasswords2", pinchar en la pestaña de "Opciones avanzadas" y pulsar en el botón de "Opciones avanzadas" que aparece dentro del marco "Administración avanzada de usuarios". Al seleccionar "Usuarios" en la parte izquierda de la nueva ventana, veremos todos los usuarios definidos en el equipo. En la imagen se puede apreciar que el icono que aparece junto a los usuarios Administrador e Invitado, son distintos del resto, indicando que dichas cuentas de usuario están deshabilitadas.

Si pulsamos con el botón derecho del ratón sobre la carpeta "Usuarios" aparecerá la opción "Usuario nuevo..." que nos permite crear un nuevo usuario (pero esto ya sabemos hacerlo).


Si pulsamos con el botón derecho del ratón sobre un usuario obtendremos una serie de opciones, si pulsamos en "propiedades" nos aparecerá una ventana como la siguiente, en la que podremos desmarcar la opción "La cuenta está deshabilitada", de modo que, al reiniciar, podremos iniciar sesión con dichos usuarios.

En esta misma ventana, desde la pestaña de "Miembro de", podemos hacer que un usuario ya definido pueda pertenecer a más de un grupo, o quitarles los privilegios correspondientes a alguno de los grupos a los que pertenece.


Administrar los grupos de privilegios (control userpasswords2)
Aunque se pueden administrar los grupos a los que pertenece un usuario individualmente, es decir, editando la configuración del usuario y añadiendo o eliminando los grupos, también es posible seleccionar un grupo e indicar cuales son los usuarios que deben pertenecer a dicho grupo y cuales no. Para ello, procederemos del mismo modo que hemos indicado en el apartado anterior, seleccionando la opción "Grupos" en lugar de "Usuarios". Al pulsar con el botón derecho del ratón sobre un grupo y pulsando en propiedades podremos ver los usuarios que forman parte del grupo, además de poder añadir o eliminar más usuarios al mismo.


Informa a tus amigos y/o síguenos para estar informado


La puerta trasera de Windows 7 (I): Iniciar una ventana de línea de comandos sin iniciar sesión.

Si has olvidado la contraseña de Administrador de Windows, tienes problemas con algún controlador instalado, no tienes permiso para crear un nuevo usuario, quieres recuperar algunos archivos importantes, no te dieron la contraseña de administrador cuando te vendieron el equipo, etc, etc, etc... aquí vamos a ver un método muy sencillo (bueno, sino no "muy", sí "bastante" sencillo) para acceder a muchos, sino todos, los recursos necesarios para administrar Windows 7, sin que dispongamos inicialmente de ningún tipo de permiso adicional.

Lo primero que necesitamos es poder arrancar una ventana de línea de comandos sin  iniciar ninguna sesión de usuario, ya que:

  • En los casos que vamos a intentar resolver en estos casos, supondremos que inicialmente no tenemos la contraseña de ningún usuario con permisos suficientes para realizar las operaciones, en concreto, no tendremos un usuario con permisos de administrador.
  • Afrontaremos casos en los que no podemos iniciar sesión, como en los casos en los que algún software o malware apaga o reinicia el equipo cuando iniciamos sesión, etc, etc, etc...

Primer paso: Configurar la BIOS para arrancar desde la unidad de DVD en primer lugar.
En primer lugar, hay que comprobar si al arrancar el ordenador con el DVD de Instalación de Windows dentro de la unidad de DVD, arranca directamente desde el disco de Instalación o, al menos, aparece el mensaje "Presione cualquier tecla para iniciar desde el CD o DVD..." si no es así, habrá que configurar la secuencia de arranque en la BIOS para que sea de este modo. (El enlace anterior redirecciona a una búsqueda básica en Google que muestra como se pueden configurar algunas BIOS, este apartado depende del modelo y versión de la BIOS que tenga el ordenador, así que sería un apartado bastante amplio de tratar)

Segundo paso: Abrir brecha en la seguridad de Windows
Ahora, vamos a arrancar con el DVD de Instalación de Windows 7, seleccionamos el idioma y el teclado si es necesario y pulsamos en "Siguiente".


En la siguiente pantalla, simplemente seleccionamos "Reparar el equipo", tal y como se muestra en la imagen.


Tras un poco de espera, en la que está buscando los sistemas operativos instalados en el equipo, aparece una pantalla como la siguiente, indicando las unidades que se han encontrado. Seleccionamos la instalación que queremos reparar y pulsamos en "Siguiente".

OJO: Recordad la letra de la unidad de disco, ya que al entrar en el modo de reparación aparece una nueva unidad C, identificada como "Reservado para el sistema", de modo que, nuestra anterior unidad C ha pasado a ser la unidad D y así consecutivamente con el resto de unidades.


Una vez seleccionada la unidad nos parecen las opciones de recuperación del sistema para la ubicación seleccionada. Aquí pulsamos directamente a la opción "Símbolo del sistema".


En la ventana de línea de comandos que aparece, al no tener muchas de las restricciones de seguridad que impone Windows podemos reemplazar, algunas de las aplicaciones disponibles antes de iniciar sesión, por cualquier otra. En nuestro caso vamos a utilizar la aplicación de la Lupa (Magnify.com) y la vamos a reemplazar por el cmd.exe (Ventana de Líneas de Comandos). Para ello, ejecutamos los siguientes comandos (sólo lo indicado en blanco con fondo negro y pulsando Enter, Intro,... -o como prefiráis llamarlo- al final de cada línea):

X:\Sources>D:
     Cambiamos a la unidad en la que está instalado el Sistema Operativo con el que vamos a trabajar. Esta se corresponde con la unidad que hemos marcado en las imágenes anteriores y dependerá de como esté configurado tu sistema.
D:\>cd Windows\System32
Vamos al "corazón de Windows", a la carpeta / directorio que contiene todo lo necesario para que esto funcione.
D:\Windows\System32>ren Magnify.exe Magnify.old
Cambiamos el nombre del archivo Magnify.exe a Magnify.old (por si acaso luego queremos dejarlo como estaba.
D:\Windows\System32>copy cmd.exe Magnify.exe
Reemplazamos el archivo Magnify.exe por una copia del archivo cmd.exe

Una vez realizadas estas operaciones cerramos la ventana de línea de comandos y pulsamos en "Reiniciar".


En imagen de arriba, podéis ver el resultado de la ejecución. En la cabecera de la ventana se indica que se está ejecutando la aplicación X:\windows\system32\cmd.exe con permisos de administrador. También se puede ver que la unidad C: ha sido reemplazada por la unidad "Reservada para el sistema" como se indicó con anterioridad y es en la unidad D: donde se encuentra nuestra antigua unidad C:

Tercer paso: Utilizar la nueva aplicación "Magnify.exe"
Ahora, dejamos que el sistema arranque hasta llegar a la pantalla para iniciar sesión. En la pantalla en la que tenemos que iniciar sesión pulsamos el icono de accesibilidad que aparece abajo a la izquierda, marcamos la opción de "Ampliar los elementos de la pantalla (Lupa)" y "Aplicar". Esto hará que se abra la ventana de líneas de comandos.


Llegados a este punto se abre un nuevo mundo de posibilidades entre las que tenemos, por ejemplo:

Informa a tus amigos y/o síguenos para estar informado


jueves, 24 de noviembre de 2011

Conectar por VPN sin perder la conexión a Internet

Cada vez es más habitual el teletrabajo, ya sea ocasional y continuadamente. En muchos casos el teletrabajo pasa por configurar y conectar al puesto de trabajo a través de una conexión VPN, lo que hace que otros recursos pierdan su conexión, como puede ser el correo electrónico o la navegación Web y, casi siempre, hay alguna forma de evitar que esto ocurra. Aquí os dejo dos casos:

Utilizando una máquina virtual
Si tienes, o creas, en local una máquina virtual en la puedes tener instaladas todas las herramientas que te sean de utilidad para realizar tu trabajo, como puede ser Visual Studio, distintos Frameworks, o cualquier otro entorno de desarrollo o herramienta, en el caso de los programadores de aplicaciones.

Puedes configurar la VPN en dicha máquina virtual, que sí podría "perder" la conectividad a Internet, pero que en esta caso nos traería sin cuidado, ya que en la máquina física si que se podría seguir conectando sin problemas al resto de recursos disponibles en Internet. De este modo, desde la máquina virtual puedes acceder a los servicios de la empresa como pueden ser repositorios de código, bases de datos, aplicaciones accesibles por Remoting, WebServices, etc..., mientras que desde la máquina física tienes acceso a todos los recursos de Internet.

Además, este entorno tiene ciertas ventajas como la de no "ensuciar" el equipo físico que se va ralentizando sobremanera al ir instalando programas, poder utilizar un sistema operativo en la máquina física y otro distinto en la máquina virtual, según las necesidades del trabajo a realizar, etc...

Este entorno en preferido por muchas empresas ya que al dedicar la máquina virtual exclusivamente para la conexión a la VPN, se reduce en gran medida los problemas de seguridad que pueden surgir.

Desactivar el cambio de la puerta de enlace predeterminada
En este caso, lo que se pretende es que las direcciones que pertenecen a la empresa se enruten a través de la VPN y el resto de direcciones se dirijan directamente a nuestra puerta de enlace predeterminada (la que actualmente nos da acceso a Internet).

Cuando creamos una conexión VPN y conectamos a través de ella, la puerta de enlace predeterminada se suele cambiar por la puerta de enlace de la red a la que nos hemos conectado, de modo que todo el tráfico que generemos se dirigirá hacia dicha dirección. Por regla general, las redes a las tenemos acceso a través de la VPN no nos darán acceso a Internet, ya que esto haría que todo el trafico que generásemos pasase por el servidor VPN e incrementaría al tráfico desmesuradamente, pudiendo ralentizar la conexión de todos los usuarios que se conectan a la misma. Para que no se cambie la puerta de enlace predeterminada por la de la red remota debemos entrar en las propiedades de la conexión VPN realizar los siguientes pasos:

  1. Vamos a la pestaña "Funciones de red"
  2. Seleccionamos el "Protocolo de Internet versión 4 (TCP/IPv4)"
  3. Pinchamos en "Propiedades".
  4. En la nueva ventana pinchamos en "Opciones avanzadas..."
  5. En la ventana "Configuración avanzada de TCP/IP" desmarcamos el check "Usar la puerta de enlace predeterminada en la red remota". Esta es la opción que sólo nos permitía acceder a la red conectada a través de la VPN.


Ahora es momento de probar en que punto estamos, para ello, si tenemos la VPN conectada la desconectamos y la volvemos a conectar, ya que la configuración establecida no se aplica a la conexión actual, sino a la próxima que se establezca. Con los cambios realizados se debería acceder sin problemas a Internet, pero ¿puedes acceder a la red conectada a través de la VPN?

Si en este punto ya puedes acceder tanto a la VPN como a Internet ya está todo resuelto (no es habitual, pero puede ser que no haya que realizar el resto de pasos en función de la configuración actual de la red), si ahora lo que no tienes es conexión a la red conectada a través de la VPN tendrás que enrutar las conexiones convenientemente.


Es posible combinar ambas soluciones
Se pueden combinar los dos casos para utilizar una máquina virtual en la que tenemos acceso tanto a la red de la empresa como a Internet.


Enrutando las conexiones a través de la VPN
Al dejar de usar la puerta de enlace predeterminada en la red VPN a la que nos hemos conectado, es posible que las conexiones no se envíen a través de la VPN cuando es necesario, de modo que habrá que decirle explícitamente que conexiones han de enviarse a través de la conexión VPN.

Para ello, conectamos con la VPN y comprobamos la dirección IP que se nos ha asignado, ejecutando el comando ipconfig en una ventana de línea de comandos o mostrando la hoja de estado de la conexión VPN que tenemos conectada.


Nota: Se puede arrancar la "Línea de comandos" poniendo cmd en el cuadro ejecutar en Windows XP, o en el cuadro de texto del menú Inicio de Windows 7/Vista, aunque también lo puedes encontrar en el menú Accesorios del menú Inicio, con el nombre de "Símbolo del sistema".


La dirección IP que nos ha asignado el servidor VPN es la que se indica como "Dirección IPv4" en el resultado del ipconfig (OJO: comprobar que el apartado se llama "Adaptador PPP <Nombre nuestra VPN>") o como "Dirección IPv4 del cliente" en la ventana de "Estado de <Conexión VPN>".

Si la dirección IP que nos ha asignado el servidor VPN es 192.168.X.X podemos hacer que todas las conexiones con direcciones IP que empiecen por 192.168. se envíen a través de la conexión VPN ejecutando el siguiente comando en una ventana de comandos con permisos de administrador.

route add 192.168.0.0 mask 255.255.0.0 192.168.X.X

Es decir, enrutamos todas las conexiones a direcciones IP que empiecen por 192.168. a través de la dirección IP que nos ha asignado el servidor VPN.

Rizando el rizo
Es habitual que tanto los routers ADSL domésticos como otros equipos concentradores o enrutadores utilicen un rango de direcciones IP que empiecen por 192.168. de modo que, al enrutar con el comando anterior puede haberse perdido la conexión a la red local, es decir, a otros equipos que tengamos en caso conectados al router ADSL, por ejemplo.

En este caso, puedes cambiar el rango de direcciones de la red local al rango 10.X.X.X o, si ambas redes no disponen de algún rango distinto aprovecharlo para enrutar un rango de direcciones IP más pequeño. Por ejemplo, si las direcciones de nuestra red local empiezan por 192.168.2.X y las de la red a la que conectamos por VPN empiezan por 192.168.8.X, podemos enrutar todas las direcciones que se correspondan con dicho intervalo con el comando:

route add 192.168.8.0 mask 255.255.255.0 192.168.X.X

Si las direcciones de la red accesible a través de la VPN empiezan por 192.168.8.X o por 192.168.9.X, es decir, 192.168.8.0 con la máscara 255.255.254.0, podríamos indicarlo de dicho modo:

route add 192.168.8.0 mask 255.255.254.0 192.168.X.X

En este sentido puede ser interesante conocer el rango de direcciones de la red a la que conectamos por la VPN para definir un enrutado más exacto, aunque no es imprescindible. Dicho rango de direcciones se define por una dirección IP de la red (por ejemplo, la dirección de la puerta de enlace y la máscara de red). Si solamente tenemos acceso a algunos recursos esta información nos la tendrá que dar el administrador del sistema (si es que nos la quiere dar), pero si tenemos acceso a algún ordenador remoto (ya sea una máquina física o una máquina real), podemos ejecutar el comando ipconfig en la máquina remota para obtener esta información.

Y, si el servidor de VPN nos asigna una dirección IP cada vez que nos conectamos (no es habitual, pero puede configurarse de dicho modo), entonces podemos utilizar el comando route con la conexión VPN ya establecida, ya que el enrutado se puede aplicar sobre la marcha sin problemas.

Dejándolo todo como estaba
Si haciendo pruebas has dejado la tabla de rutas IP inservible, puedes ver la pinta que tiene con:

route print

y eliminar las que no sean necesarias o estorben con:

route delete <direccion> mask <máscara>

por ejemplo, para eliminar el primer enrutado que hicimos se podría ejecutar el comando (fíjate que no aparece el 192.168.X.X al final):

route delete 192.168.0.0 mask 255.255.0.0

Pero tampoco tienes que preocuparte demasiado, ya que todos los enrutados que hemos definido desaparecerán al reiniciar el equipo. Si ya has probado la configuración y va bien puedes hacerla definitiva utilizando el parámetro -p, en el comando de enrutado, como en el siguiente ejemplo:

route -p add 192.168.0.0 mask 255.255.0.0 192.168.X.X


Informa a tus amigos y/o síguenos para estar informado


miércoles, 22 de diciembre de 2010

Obtener acceso como administrador en cualquier versión de Windows

En muchas ocasiones me he encontrado en la necesidad de obtener la contraseña del perfil administrador de Windows, ya sea por estar reparando un equipo como por tener que instalar una aplicación a alguien.

En el trabajo, sobre todo si trabajas para grandes empresas, que la cuenta de administrador sea la única con permiso para realizar ciertas operaciones, pero cuando te dedicas a programar para dichas empresas, necesitas estos permisos para implantar las aplicaciones desarrolladas.

En más de una ocasión, también me he encontrado con ordenadores para uso doméstico, que le han entregado con una cuenta de administrador (de la que no han dado la clave al usuario) y una cuenta de usuario con algunos permisos restringidos.

Sea el caso que sea, y la versión de Windows que sea (lo he probado con muchos de ellos, desde Windows XP y Windows 2003, hasta Windows 7, Windows Vista y Windows 2008, en cualquiera de sus versiones (Empresarial, Server, Home, etc...) se puede utilizar el siguiente mecanismo para obtener acceso como administrador.

En las primeras versiones, hasta la versión Windows 2008, había mecanismos más o menos complejos para obtener acceso como administrador. A partir de las versiones 2000/XP, empezó a reforzarse el tema de la seguridad, a la vez que se introducían más mejoras para personas con cualquier tipo de discapacidad.


Relacionado con el tema de las discapacidades, estas aplicaciones de ayuda a los usuarios que lo necesitan, deben poder ejecutarse, incluso, antes de iniciar sesión, de modo que en la misma pantalla de inicio se presenta el icono de accesibilidad desde la que se pueden ejecutar las aplicaciones correspondientes.

En principio, las aplicaciones que se ejecutan deben estar asociadas a un usuario con unos permisos limitados, pero no a nuestra propia cuenta, ya que aún no se ha iniciado sesión, pero no es así, sino que se ejecuta dentro de un perfil de usuario con permisos, lo que quiere decir que si metemos una aplicación para que se ejecute desde aquí tendrá dichos permisos.

Reemplazar los archivos
En las últimas versiones de Windows se han insertado unos mecanismos de seguridad para evitar que cualquier usuario, incluso el administrador, pueda reemplazarlos archivos desde el propio Windows, pero estas restricciones no afectan si utilizas otro sistema operativo para realizar las operaciones correspondientes.

Los archivos que se podrían reemplazar son Magnify.exe (aplicación que muestra una lupa en la parte superior donde se muestra parte de la pantalla ampliada), Narrator.exe (aplicación que describe lo que hay en pantalla) o osk.exe (teclado en pantalla), entre otras.

Los pasos serían:
  1. Descargamos alguna distribución de Linux que permita el arranque desde CD o USB, como Ubuntu.
  2. Arrancamos el ordenador con el sistema operativo del CD o USB y montamos la partición de Windows.
  3. Nos vamos a la carpeta System32, que suele estar en C:\Windows\System32.
  4. Hacemos una copia de seguridad del archivo que hayamos elegido como víctima de nuestro ataque (por ejemplo: Magnify.exe)
  5. Borramos el archivo elegido como víctima (Magnify.exe)
  6. Copiamos el archivo cmd.exe y le cambiamos el nombre a Magnify.exe, en este ejemplo.
  7. Reiniciamos el ordenador y dejamos que arranque Windows.
  8. Ejecutamos la herramienta de la lupa (nuestro nuevo Magnify.exe, que no es otra cosa que una ventana de comandos)
  9. Si lo único que quieres es comprobar si tienes suficientes privilegios, solamente debes ejecutar regedit.exe y comprobar si se abre la pantalla correspondiente.
¿Ahora que?
Ahora, si sabes manejar un poquito la ventana de comandos puedes hacer lo que quieras.

Si, no la conoces tendrás que patear un poco por Internet, pero si lo único que necesitas es iniciar una sesión con permisos de administrador, te detallo las instrucciones a continuación:

net user /add tecno
Creamos el usuario "tecno".
net localgroup administradores tecno /add
Añadimos al usuario "tecno" al grupo de administradores, teniendo los mismos permisos que cualquier administrador del equipo.
net user tecno *
Le ponemos una contraseña al nuevo usuario.

Ahora, para que aparezca el nuevo usuario en la pantalla de inicio, debemos pinchar en cualquiera de los existentes como si fuéramos a iniciar sesión con el y cancelar la operación, al volver a aparecer la pantalla de los usuarios disponibles, también estará el nuevo usuario.
Si no aparece el nuevo usuario, es probable que hay que reiniciar el ordenador, ya que al afectar a tantas versiones distintas cada una se puede comportar de una manera.

Conclusión:
En conclusión, hemos creado un usuario con privilegios de administrador en un equipo en el que ni siquiera hemos iniciado sesión.


Actualización:
Si estáis buscando como hacerlo en Microsoft Windows 7, podéis ver el monográfico sobre esta versión de Microsoft Windows siguiendo los siguientes enlaces:

Informa a tus amigos y/o síguenos para estar informado


lunes, 15 de noviembre de 2010

Si no tiene fotos, paso.

¡¡¡Si no tiene fotos, paso!!!
Esta afirmación que puede resultar, cuanto menos, ridícula a la hora de buscar algo en la Internet, no lo es tanto. En muchas ocasiones, debido a la cantidad de resultados que produce Google y que, en muchos casos, no trata los temas concretos que estamos buscando, se suele ir a la opción de imágenes para finalizar la búsqueda a través de las mismas.

En el caso de la búsqueda de productos concretos, es aún más relevante, ya que si estamos buscando una cafetera, por ejemplo, quizás prefiramos ver los diseños y partir desde aquí. En otros casos, se busca una lectura amena para pasar el rato, etc, etc, etc...

video

Indexar imágenes en Google
Google, generalmente indexa las imágenes en función del texto que la rodea, pero se puede indicar un texto más específico a través de los atributos alt y title de la etiqueta HTML <img>.

Por ejemplo, cuando insertamos una imagen como la siguiente, es necesario insertar una etiqueta <img>, donde se indique información como la dirección de la imagen, el tamaño, etc...

Logotipo de Tecnoavanzados

en este caso, en concreto, el HTML básico sería:
<img border="0" height="162" src="http://4.bp.blogspot.com/_cU9TmsVDPeI/TOFnatmbMSI/AAAAAAAACl0/o7yu5YaeKlc/s200/TA_Logo.png" width="200" />

Para añadirle la información que deseamos que Google indexe, modificaremos esto del siguiente modo:

<img border="0" height="162" alt="Logotipo de Tecnoavanzados" title="Tecnoavanzados" src="http://4.bp.blogspot.com/_cU9TmsVDPeI/TOFnatmbMSI/AAAAAAAACl0/o7yu5YaeKlc/s200/TA_Logo.png" width="200" />
¿Que hacen estos atributos?
Alt Este atributo se utiliza desde las primeras versiones del HTML, para indicar un texto explicativo de lo que se muestra en la imagen. Aunque, actualmente, ha caído en desuso, la funcionalidad delegada a este atributo consistía en mostrar una definición de lo que se podía ver en la imagen, ya que inicialmente, debido principalmente a la velocidad de descarga, se solía anular la carga de imágenes, e incluso existían navegadores que funcionaban completamente en modo texto. Por tanto, el atributo alt debería ser suficiente explicativo sobre el contenido de la imagen en el caso de que la imagen no llegara a mostrarse. Actualmente, es el atributo que define la imagen, es decir, el que "dice" a Google por ejemplo lo que estamos mostrando en esa imagen. 

Title Es el texto que aparece al pasar el cursor sobre una imagen siempre que tenga este atributo añadido. Lo cierto es que Google a la hora de extraer información de una imagen se centra en el contenido del atributo alt. En cualquier caso no existe ningún problema en incluir en la misma imagen un atributo title incluyendo su propio texto o una copia exacta del contenido del alt.

Más opciones.
También puedes utilizar otros elementos, como utilizar un nombre de archivo descriptivo para la imagen, incluir el nombre del blog o del sitio web en el texto alt de la imagen, etc, etc, etc, ...
Informa a tus amigos y/o síguenos para estar informado


jueves, 21 de octubre de 2010

Contadores de Visitas para el blog, sitio web, foros, etc...

La primera cosa que se le que quiere un usuario que ha creado un blog, un sitio web, un foro, etc... es algún mecanismo para comprobar si alguien está viendo lo que escribe, ha visitado su página de productos, etc...

El contador de visitas de MiArroba
En este sentido, el recurso más socorrido es el contador de visitas básico, donde simplemente se va viendo el número de veces que se ha cargado la página, pero hay algunos con más funcionalidades que pueden resultar interesantes como el siguiente:




Además de tener infinidad de diseños donde elegir el que mejor se adapte a tu sitio, te facilita una serie de estadísticas que te puede ayudar a la hora de diseñar, modificar y poner en marcha tu sitio web, si sabes interpretarlas. Si pincháis sobre el contador podréis ver las estadísticas de las veces que se ha mostrado este artículo, aunque no se actualizan en tiempo real. Permite saber:
  • Número de páginas visitadas, número de visitas totales y número de visitas únicas (usuarios que entran por primera vez)
  • País de origen de las visitas a tu sitio web.
  • Número de visitas procedentes de los distintos buscadores (Google, Bing, Yahoo, etc...)
  • Las páginas de tu sitio web más visitadas (esto te permite conocer las cosas que interesan más a tus visitantes que, en el caso de los blogs, te puede sugerir en que temas debes profundizar, etc...)
  • El origen de las visitas a tu sitio web (te permite conocer otras páginas, blogs, foros, etc... interesados en los temas tratados)
  • Las palabras utilizadas en los distintos buscadores para llegar a tu página, que en muchos casos te pueden indicar cosas que buscan los usuarios cuando llegan a tu sitio web.
  • Navegadores web utilizados para visualizar la página. Aunque no parezca relevante, esto es un verdadero problema para los programadores de aplicaciones web, ya que no todos los navegadores web interpretan el código HTML del mismo modo, sin mencionar que las diferencias en la interpretación de código JavaScript, VBScript (depende del sistema operativo -Windows-), etc... suele desembocar en la necesidad de una doble programación dependiente del navegador web para el que esté diseñado. En este sentido, si tenemos un porcentaje muy alto de visitas desde uno o más navegadores y escasas visitas desde otros navegadores web, suele implementarse las aplicaciones web para los más utilizados, informando en de esta circunstancia cuando se accede con otro navegador web.
  • Tecnologías utilizadas por los navegadores web (Java, cookies, QuickTime, Flash, etc...)
  • Sistemas operativos utilizados por los visitantes.
  • Resolución y colores de pantalla. Esta información debe influir en la calidad (resolución y colores) de las imágenes cargadas, así como del tamaño de la zona de pantalla utilizada para mostrar la información, ya que si se diseñan pantallas demasiado anchas, algunos usuarios tendrán que desplazar la página horizontalmente para poder leer o visualizar la página completa. Del mismo modo, utilizar imágenes más grandes ocupa más ancho de banda, que en algunos casos están limitados por los servidores web utilizados para hospedar los sitios web.
 El contador de visitas de ContadorVisitas
Este es un contador básico sin muchas pretensiones.

El contador de visitas de Contador-de-visitas
Otro contador básico.
contador de visitas
contador de visitas

El contador de visitas de GeoVisite
Este sitio tiene varios contadores de visitas bastante llamativos que da información sobre los usuarios actualmente online, las visitas totales, etc... Además de tener unas estadísticas bastante completas.

Aquí tenéis dos ejemplos.

contador de Visitas



contadores internet


Este tipo de contadores pueden ser más interesantes en foros, donde es interesante saber si hay alguien conectado y la cantidad de usuarios que lo visitan diariamente, para saber cuanto pueden tardar en responder a nuestras preguntas. 
Informa a tus amigos y/o síguenos para estar informado


miércoles, 13 de octubre de 2010

Posicionamiento en buscadores: El SEO

SEO es una abreviatura de "Search Engine Optimization" (Optimización para Motores de Búsqueda), aunque también se utiliza para designar a las personas que se encargan de realizar dicha optimización (Optimizador para Motores de Búsqueda). Muchos SEOs proporcionan servicios útiles a los propietarios de los sitios web, desde redactar textos a aconsejar sobre la estructuración del sitio, y a encontrar directorios y portales adecuados en los que se pueda solicitar el alta del sitio. Sin embargo, algunos SEOs faltos de ética han dado a la industria mala fama, por su actividad agresiva e inadecuada para manipular los resultados de los Motores de Búsqueda como Google.

En ningún caso se puede comprar y/o garantizar una posición en la clasificación de Google. Existen cientos de trucos y artimañas que se han utilizado para posicionar convenientemente ciertas páginas, pero todo esto ya está obsoleto, ya que estos casos van siendo detectados y tratados convenientemente. Estas técnicas son conocidas como Spamdexing y están consideradas como SPAM, dentro del posicionamiento en buscadores.

En el documento, Optimización de Motores de Búsqueda de Google, tiene algunas indicaciones a la hora de elegir un SEO y algunas cosas que debe evitar al respecto, entre ellas, debe:
  • Desconfiar de empresas de SEO y consultorías o agencias Web que le envíen mensajes de correo no solicitado.
  • Desconfiar de empresas que aseguren que pueden comprar posiciones en los resultados naturales de búsqueda. Nadie puede garantizarle el primer puesto en la clasificación de Google.
  • Desconfiar de empresas que relacionan los resultados patrocinados con un incremento en los resultados naturales.
  • Desconfíe de una empresa con secretismos o que no explica claramente sus intenciones.
  • Desconfiar de empresas que no puedan o quieran dar ejemplos de trabajo y/o clientes previos.
Labores del SEO
Tanto los buscadores, como los elementos de las páginas a tener en cuenta por estos, van cambiando constantemente. De modo que, una técnica que hace unos días te podía poner en las primeras posiciones puede haber sido clasificada por los buscadores como Spamdexing, de modo que ahora no se valora del mismo modo.

De modo que las labores del SEO incluyen, estar informado de estas circunstancias e ir corrigiendo y/o informando de los cambios necesarios en el diseño y/o contenido de la página. Todas estas modificaciones deben ser documentadas, de tal modo que se pueda comprobar en una gráfica la evolución del posicionamiento del sitio en los distintos buscadores a lo largo del tiempo, teniendo claramente indicados como hitos los cambios realizados.

Una lucha feroz
La lucha por las primeras posiciones en los buscadores es feroz y aunque un día puedes aparecer en la primera página, al día siguiente puedes aparecer más allá de la tercera, de modo que es una labor prácticamente diaria.

Como hemos comentado anteriormente en el artículo "Posicionamiento de nuestra web", el contenido es fundamental, de modo que añadir contenido innovador, muy solicitado, etc... puede devolverte a las primeras posiciones, pero el que realmente conoce la temática del sitio web y los temas más interesantes al respecto, no tiene que ser precisamente el SEO.
Informa a tus amigos y/o síguenos para estar informado


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...